La ruta de los molinos

Infernuko errota, un lugar encantado

Agua pasada no mueve molino…

Pero en Baztan y Bidasoa, las piedras de los molinos siguen girando y hoy nos vamos de ruta por los molinos de Urdazubi-Urdax, Infernuko Errota y Amaiurko Errota.

Molino de Urdazubi-Urdax

Molino de Urdax-Urdazubi

A lo largo de los siglos X y XI, se levantó el Monasterio de Urdazubi/Urdax. Sus monjes se consagraron a la construcción de canales y puentes (de ahí su nombre UR eta ZUBI que significa agua y puente en euskera) y un molino, gracias al cual pudieron trabajar el hierro y moler el grano.

El molino se conserva en perfecto estado desde que en el siglo XVIII fuera reconstruido. Éste, no comenzó a dar servicio a los caseríos del lugar hasta el siglo XVIII, en que el molinero percibía el “saskito” o celemín como pago por su trabajo.

Actualmente se realizan visitas guiadas al molino, para verlo en funcionamiento. ( www.urdax-dantxarinea.com/ turismourdax@gmail.com / Tel. 00 34 948 59906)

Junto al molino, el Monasterio de San Salvador de Urdax, el Museo y el claustro. En su interior se expone una colección permanente de pintura y escultura contemporánea. Sobre el claustro, se ubica el Museo del Monasterio donde a través de audiovisuales y paneles expositivos se muestra las historia de Urdazubi/Urdax, su vinculación con el Camino de Santiago y su pasado monástico.

Y visita obligada es en Urdazubi adentrarse en la Cueva de Ikaburu. Descubierta en 1808 por un pastor, la gruta se originó hace unos 14.000 años gracias a la continua erosión del río Urtxuma. Una visita guiada por sus galerías nos adentrará al 7º continente, a un mundo mágico de estalactitas y estalagmitas.

Si nuestra intención es quedarnos a comer en Urdazubi, recomendamos realizar la reserva en Restaurante La Koska, especialistas en carnes y pescados a la brasa.

Infernuko Errota

Infernuko errota, un lugar encantado
Infernuko errota, un lugar encantado en la muga entre Etxalar y el Valle de Baztan

Visitar “Infernuko Errota” es transportarse en el tiempo y sumergirse en un mundo de leyendas y lamias. Infernuko errota es un lugar encantado.

Ubicado en un recóndito lugar, en la muga entre Etxalar y el Valle de Baztan, dicen que fue el único molino de la comarca que, en tiempos de guerra, siguió moliendo de forma clandestina, ya que los carabineros no lo encontraron.

Un paseo de unos 20 minutos nos llevará hasta nuestro destino, a través de un sendero que discurre paralelo a la regata.  Es un camino de ida y vuelta, fácil para hacer con niños y también para personas mayores.

“Infernuko Errota” pertenece a la familia Argarate, que es a su vez la que regenta el restaurante Etxebertzeko Borda, con especialidad de trucha de la propia piscifactoría, cordero al chilindrón, alubias y cuajada.

Amaiurko errota


A la entrada del pueblo de Amaiur, frente a la iglesia, se encuentra el Molino de Amaiur. Existen documentos que hablan de que el Molino de Amaiur entregaba, en el año 1280, sus rentas al Reino de Navarra. Dato que corrobora la antigüedad del mismo.
A pesar del transcurrir de los años, las piedras del Molino de Amaiur siguen girando y moliendo, hoy maíz ecológico, libre de químicos y de gluten.
En las visitas guiadas podemos ver “in situ” la molienda del maíz, degustar exquisitos talos o incluso elaborarlos con nuestras propias manos.

Si te ha gustado nuestra ruta compártela con tus amig@s, porque Baztan-Bidasoa es un lugar de regatas, de presas y molinos, de costumbres e historias que queremos compartirlas con tod@s. Esker 1000!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *