Las 10 cascadas más refrescantes de Baztan-Bidasoa

Donamariko ur jauzia

Chapuzones en aguas bravas

En este artículo te proponemos un paseo por las cascadas y pozas más refrescantes de Baztan-Bidasoa. Es sólo una pequeña selección que hemos podido realizar gracias a la colaboración de nuestr@s asociad@s, porque en nuestra Asociación, Baztan-Bidasoa Turismoa, trabajamos en “auzolan”, unid@s, para ofrecerte el mejor destino. Como decimos, es una muestra, pero hay muchas más.

Es cierto que la cascada más conocida de la comarca es la cascada de Xorroxin, en Erratzu, donde nace el río Bidasoa, río que vertebra toda la comarca. Pero no es el único salto de agua donde cuentan, se bañaban las lamias,  esas criaturas femeninas de la mitología vasca mitad mujer mitad animal.

Cuentan que las lamias de Baztan-Bidasoa aparecían en la orilla de los riachuelos y que allí pasaban el tiempo, peinando sus largos cabellos de oro.

Adentrándonos en nuestros bosques encontramos preciosos riachuelos, regatas de agua transparente, presas y pozas naturales en las que nos podemos refrescar, aunque hay que ser valiente, porque incluso en verano, el agua suele estar bastante fresquita. Y donde ¡quién sabe si se nos aparecerá alguna lamia!

Cascada cerca de la Peñas de Itsusi (Baztan). Foto cedida por Casa Rural Istarbey
Cascada cerca de las Peñas de Itsusi. Baztan. (Fotografía: Casa Rural Istarbey)

Un recorrido recientemente acondicionado es el de la Cascada de Oñaska, en Baztan, entre las localidades de Elizondo y Elbete, marcado con triángulos amarillos. Un recorrido en el que además de dicha cascada pueden verse también las ruinas de una calera y visitarse las antiguan minas de barita de Bagordi. Conviene ser cauto a la hora de adentrarse en las minas y se recomienda llevar frontal. ¡La aventura está garantizada!

Bagordi, mina de Barita
Entrando a una de las minas

 

cascada de Oñaska
Cascada de Oñaska. Cuando hace bueno apenas lleva agua, pero cuando llueve, es impresionante. (Ver👉 vídeo . Fotografía y vídeo: Posada de Elbete)

 

Los triángulos amarillos marcan el recorrido
El recorrido está marcado con triángulos amarillos y en algunos tramos coincide con la GR11.

De Baztan nos vamos al Valle de Melerreka, concretamente a Ezkurra, donde encontraremos una cascada preciosa, llamada “Ezkurrako ur-jauzi aundia”( la cascada grande de Ezkurra) y una poza de esas en la que te quedarías viendo el agua pasar. Es la poza de Basakaitz.

 

Basakaitz (Ezkurra)
Poza de Basakaitz (Fotografía: Hotel Ezkurra)

 

Ezkurrako ur jauzia
“Ezkurrako ur jauzi aundia” ( La cascada grande de Ezkurra)

Sin salir de Malerreka, en Beintza-Labaien, encontramos la Cascada de Sarasola, una cascada que parece terminar su curso a escasos metros. Como si la tierra se la tragara, a 100 metros de la cascada, sus aguas desparecen.

Cascada de Sarasola
Cascada de Sarasola. Beintza-Labaien (Fotografía: Orbela Aterpea)

Otra cascada de Malerreka, cuyo recorrido ha sido recientemente marcado por el Ayuntamiento de la localidad, es la cascada de Donamaria. Las marcas azules nos guiarán hasta la misma.

Donamariko ur jauzia
Cascada de Donamaria
Donamariako ur-jauzia
Marcas de la ruta de la Cascada de Donamaria

Ríos, regatas y pozas, han sido durante años los lugares de baño y esparcimiento de los vecinos de la comarca, pues las piscinas municipales son instalaciones relativamente recientes. El pasado año, debido a COVID’19 y con muchas piscinas cerradas, nuestros ríos volvieron a cobrar vida. ¿Sabías que antaño, en Doneztebe, tenían incluso una zona de baño para hombres y otra para mujeres?

Curiosidades al margen, y siguiendo con nuestro recorrido de cascadas, llegaremos hasta Sunbilla, donde se encuentra la cascada de Bisusta, Lugar de Interés Comunitario (LIC) y  Zona de Especial Conservación (ZEC) debido a la fauna y flora del lugar.

En estos parajes protegidos, se ruega ser respetuos@ con el entorno, no alterar la fauna y flora, mantener el silencio y no investigar más allá de caminos marcados para evitar alteraciones en el hábitat y riesgos innecesarios.

 

Cascada de Bisusta (Fotografía: Apartamento Gure Lur)

Desde Sunbilla, nos acercaremos hasta Etxalar, en Bortziriak, para adentrarnos en sus bosques, perdernos a la sombra de los palomares y conocer los pozos y cascadas que nos saldrán al camino. Entre ellos, el puente y la cascada de Arbia, los que, sin duda, Karmen de Etxalar habría visto en infinidad de ocasiones.

Frente a la catarata se encuentra el puente de Arbia. Como curiosidad, destacar que este puente está situado en el “Camino de Baztan”, uno de los más importantes del valle. El puente quedó destruido a consecuencia de unas inundaciones y fue reconstruido 1804 para no perder el enlace con una de las vías de comunicación más importante de la época.

Señalización del Puente y la Cascada de Arbia. Etxalar. ( Fotografías: Casa Rural Gainkoborda)

 

Etxalarko putzua

Puente de Arbia

Etxalarko putzua

De Etxalar, siguiendo el curso del Bidasoa, llegaremos hasta Bera. Pegada a la Vía Verde, en un salto de salmones, está la Fuente del Disco.

Fuente del Disco
Fuente del Disco. Bera. (Fotografía: Casa Rural Iratxeko-berea)

Y terminaremos nuestro refrescante recorrido en Arantza, donde te proponemos una ruta a las cascadas de Putzubeltz.

Cascada de Putzubeltz. Arantza (Foto cedida por Arantzako Aterpe)

En Arantza mismo es donde nos quedaremos a comer, porque la receta de este mes nos la ofrece Restaurante Burlada Jatetxea. Una refrescante receta de Trigueros a la plancha con xitake y huevo escalfado. ¿Suena bien, eh? Pues mejor sabrá😋😋 !!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *